La Suite BCN

Sara no está disponible

Tierna chica de compañía venezolana

Horario: Día,NocheEdad: 26 años
Nacionalidad: VenezolanaIdiomas: Español
Medidas: 95x64x95Peso: 55 kg
Estatura: 160 cmPelo: Castaña
Pecho: Operado

Servicios

Chica de compañíaTríosClub swingerDespedida de solteroDuplexFrancés completoGarganta profundaFetichesOrgías sexualesEscort a hotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

Hola amor, ¿te apetece olvidarte de la rutina durante un rato? Te aseguro que si vienes a conocerme, yo me convertiré en tu solución más eficaz. Soy Sara, una tierna chica de compañía venezolana que ha llegado a la ciudad para explorar y descubrir los límites del placer. En La Suite Barcelona podremos vivir la más excitante aventura sexual, sus habitaciones de lujo nos permitirán jugar con nuestros cuerpos y enredarnos en un sinfín de momentos apasionantes. ¿Ya te lo estás imaginando?

Soy la chica de compañía perfecta, la discreción, amabilidad y dulzura son mis cualidades más admiradas y el saber estar que me caracteriza nos aportará toda la relajación necesaria para nuestro encuentro. Además soy una chica muy bella, de rasgos dulces y aniñados y en la cama te aseguro que soy puro fuego. ¿No te lo crees? Cariño, solo hay una manera de demostrártelo... Te estoy esperando.


¿Has estado con Sara?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en La Suite Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

LA SUITE BARCELONA

Calle Tarragona, 177 Planta 2 Barcelona

+34 938 539 030 / +34 620 072 701

METRO
L3 - Sants o Tarragona.
L1 - Plaça Espanya.

TREN
2 minutos de Sants Estació.

COCHE
Entrada directa desde el parking de la Calle Rector Triadó, 98. Total anonimato y discreción por el acceso directo a la casa relax a través de una puerta al fondo de la 2º planta.

TAXI
10 min. de Plaza Catalunya y 18 min. del aeropuerto. Ten cuidado con algunos taxistas, pueden tratar de llevarte a otros locales donde cobran comisión. Nuestra casa no está cerrada.