La Suite BCN

Sara no está disponible

Fogosa escort árabe

Horario: Día,NocheEdad: 22 años
Nacionalidad: MarroquíIdiomas: Español, árabe
Medidas: 85x61x90Peso: 51 kg
Estatura: 160 cmPelo: Morena
Pecho: Natural

Servicios

Chica de compañíaEscort para parejasClub swingerDespedida de solteroDuplexFrancés completoFetichesTrato de noviaEscort a hotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

¡Hola! Me llamo Sara y soy una escort árabe muy apasionada y sensual. Físicamente soy morena, delgada y de mirada seductora y penetrante. Me considero una chica súper simpática y divertida y disfruto mucho dando placer a los demás. Mi actitud en la cama es implicada y morbosa porque quiero despertar en ti deseos hasta ahora desconocidos. Sabré guiarte por el camino del placer más absoluto y haré que disfrutes de un rato de intimidad y erotismo especial.

Aunque no doy besos, comprobarás que soy una amante sexy y entregada y que vivo el sexo con total naturalidad, quiero compartir contigo momentos muy picantes y atrevidos. Queda conmigo y comprobarás que la cita será inolvidable, ¿te animas a disfrutar de un encuentro sin límites? Podrás encontrarme en La Suite Barcelona aunque, si quieres cerciorarte de que yo esté disponible, llama para hacer una reserva conmigo. ¡Te espero pronto!

¿Has estado con Sara?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en La Suite Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

LA SUITE BARCELONA

Calle Tarragona, 177 Planta 2 Barcelona

+34 938 539 030 / +34 620 072 701

METRO
L3 - Sants o Tarragona.
L1 - Plaça Espanya.

TREN
2 minutos de Sants Estació.

COCHE
Entrada directa desde el parking de la Calle Rector Triadó, 98. Total anonimato y discreción por el acceso directo a la casa relax a través de una puerta al fondo de la 2º planta.

TAXI
10 min. de Plaza Catalunya y 18 min. del aeropuerto. Ten cuidado con algunos taxistas, pueden tratar de llevarte a otros locales donde cobran comisión. Nuestra casa no está cerrada.