La Suite BCN

Sandra no está disponible

Amante española complaciente

Horario: NocheEdad: 29 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, catalán, portugués
Medidas: 90x60x95Peso: 57 kg
Estatura: 171 cmPelo: Morena
Pecho: Operado

Servicios

TríosDespedida de solteroGarganta profundaFetichesOrgías sexualesStrap OnSexo oral

Descripción

¡Hola guapo! ¿Estás buscando una mujer con la que pasar un buen rato en Barcelona? ¿Tienes ganas de disfrutar del sexo en buena compañía? Entonces deberías pasarte por La Suite Barcelona, estoy segura de que aquí encontrarás lo que buscas. Entre otras muchas escorts, me encontrarás a mí. Me llamo Sandra y soy una amante española muy complaciente. Físicamente soy una chica alta y delgada pero con unas bonitas curvas que te encantará recorrer.

En nuestra cita, me entregaré al máximo para complacer tus deseos y que quedes satisfecho. Conmigo disfrutarás de la compañía de una chica educada, agradable y muy atenta que sabe lo que quiere. Juntos podremos cumplir algunas de las fantasías sexuales que no te atreves a contarle a nadie. ¿Qué te parece si invitamos a otra escort a nuestro encuentro sexual? Disfrutar de un excitante trío sexual con escorts en Barcelona será una experiencia que no podrás olvidar fácilmente. Espero tu visita, cariño.

¿Has estado con Sandra?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en La Suite Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

LA SUITE BARCELONA

Calle Tarragona, 177 Planta 2 Barcelona

+34 938 539 030 / +34 620 072 701

METRO
L3 - Sants o Tarragona.
L1 - Plaça Espanya.

TREN
2 minutos de Sants Estació.

COCHE
Entrada directa desde el parking de la Calle Rector Triadó, 98. Total anonimato y discreción por el acceso directo a la casa relax a través de una puerta al fondo de la 2º planta.

TAXI
10 min. de Plaza Catalunya y 18 min. del aeropuerto. Ten cuidado con algunos taxistas, pueden tratar de llevarte a otros locales donde cobran comisión. Nuestra casa no está cerrada.