La Suite BCN

Leticia no está disponible

Una joven y sensual prostituta en Barcelona, Leticia

Sexy escort venezolana

Horario: NocheEdad: 19 años
Nacionalidad: VenezolanaIdiomas: Español
Medidas: 92x62x100Peso: 56 kg
Estatura: 166 cmPelo: Castaña
Pecho: A consultar

Servicios

Chica de compañíaSexo analTríosEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDuplexFrancés completoGarganta profundaFetichesFrancés facialOrgías sexualesEscort a hotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

¡Hola amor! Espero que todo bien. ¿Tienes ganas de pasarlo bien? Pues conmigo lo tienes fácil. Mi nombre es Leticia y soy una preciosa escort venezolana que ha llegado a Felina Barcelona para complacer a mis amantes. Aunque tengo 19 añitos puedo decirte que estoy dotada de experiencia suficiente para que lo pasemos perfectamente. ¡Es hora de cumplir tus deseos!

Entre mis servicios destaco el de dúplex; imagínate dos preciosas escorts solo para ti, con ganas de cumplir tus fantasías sexuales. Otro de mis servicios a destacar es el sexo anal, el placer que sientes se multiplica. ¿Todavía tienes dudas? Imagino que ya no, ven a conocerme.

No esperes más y contacta con Felina Barcelona para reservar tu cita conmigo. Puedo ir a visitarte a tu hotel o domicilio si lo deseas. ¡Un besito!

¿Has estado con Leticia?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en La Suite Barcelona
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos

en Barcelona

LA SUITE BARCELONA

Calle Tarragona, 177 Planta 2 Barcelona

+34 938 539 030 / +34 620 072 701

METRO
L3 - Sants o Tarragona.
L1 - Plaça Espanya.

TREN
2 minutos de Sants Estació.

COCHE
Entrada directa desde el parking de la Calle Rector Triadó, 98. Total anonimato y discreción por el acceso directo a la casa relax a través de una puerta al fondo de la 2º planta.

TAXI
10 min. de Plaza Catalunya y 18 min. del aeropuerto. Ten cuidado con algunos taxistas, pueden tratar de llevarte a otros locales donde cobran comisión. Nuestra casa no está cerrada.